Sitio oficial
 

Prudencia

Aedes aegyptiy microcefalia

 

“Abortistas han echado las campanas al vuelo”

 

El Aedes Aegypti es un mosquito (zancudo) que es vector o transmisor de varias enfermedades. En 1881, Carlos Juan Finlay descubrió que era responsable de la fiebre amarilla. Hoy se sabe que es responsable tambiéndel dengue, la chikunguña y el zika. Es primo lejano del anopheles que trasmite la malaria, y como éste se cría en sitios donde se apoce el agua. Pero el Aedes Aegypti es responsable de muchas menos muertes que los lobbys abortistas.

 

Es esto lo que nos lleva a hablar del tema. Ante la actitud de países como Colombia que recomiendan a las mujeres evitar quedar embarazadas cuando han sido infectadas de zika, virus del cual se dice que produce microcefalia en los fetos, Zeid Ra’ad Al Hussein, Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, dijo hace diez días que esta política “ignora la realidad de que muchas mujeres y muchachas simplemente no pueden ejercer sobre si o cuándo o bajo qué circunstancias se embarazan especialmente en ambientes donde la violencia sexual es común”. “En situaciones donde la violencia sexual es rampante –agregó- y los servicios sobre salud sexual y reproductiva están penalizados o simplemente no existen, los esfuerzos para detener esta crisis (del zika) no mejoran poniendo el acento en advertirles a las mujeres y muchachas que no se embaracen… una serie de medidas fuertes deben ser adoptadas para afrontar estos problemas”. Según Zeid, servicios adecuados de salud sexual y reproductiva incluyen prevención del embarazo y aborto seguro en la máxima expresión.

 

La razón de este pronunciamiento es que se dice -y es lo que los medios reproducen- que el virus del zika es responsable de casos de microcefalia del feto y, por ende, las madres deben tener facilidades para abortar, independientemente del período de embarazo o de si, efectivamente, se comprueba que éste esté afectado. Este pronunciamiento ha sido aprovechado por los abortistas para pedir la modificación de las normas o restricciones que afectan los abortos en muchas partes e insistir en leyes liberales en la materia. En Colombia está permitido el aborto cuando hay malformaciones del feto que afecten su vida futura, pero no por “sospecha” o simplemente porque por ahí ronda el zika.

 

La OMS ha dicho que no hay prueba alguna de que el zika produzca microcefalia y que en el Brasil, donde el virus está más extendido, no se ha observado un incremento de esa deformación sobre los promedios históricos.

 

Los abortistas han echado las campanas al vuelo, pero detrás se encuentra una historia sórdida. Para evitar el dengue, una compañía ha criado unos mosquitos transgénicos (GM) que, según afirman, al aparearse con las hembras impiden que estas tengan su ciclo reproductivo normal. Se dice que se han probado en Brasil, Malasia y las Islas Caimán. Pero, en realidad, no se ha demostrado que se haya reducido el dengue. Y, en cambio, hay quienes dicen que es precisamente el mosquito GM el que puede causar la microcefalia.

 

Lo que se necesita es prudencia.