Sitio oficial
 

Que Farc se concentre en sitio con verificación de cese unilateral y acabe la violencia mientras se llega a acuerdo razonable, reitera Uribe

 

Insistió en que si no se puede firmar un acuerdo razonable para el país, es mejor que extiendan indefinidamente el diálogo en Cuba con la condición de que el grupo guerrillero cesa ya la violencia.
 

Yopal, Casanare, 5 de marzo de 2015 (CD). El expresidente Álvaro Uribe Vélez reiteró este jueves desde Yopal que el Centro Democrático no vería inconveniente que se prolongue la mesa de diálogo de La Habana hasta que no se llegue a un buen acuerdo de paz que garantice los valores democráticos y con la condición de que las Farc cese ya la violencia en el país.

 

“Que prolonguen la mesa de diálogo en La Habana indefinidamente siempre que, para garantizarle la tranquilidad a los colombianos, las Farc se concentre en un sitio en Colombia bajo una verificación que podría ser internacional, que vigile ese sitio y que sea la garante de que las Farc cumple un cese unilateral de actividades criminales”, señaló.

 

Indicó el Senador que es preferible no firmar acuerdos, que firmar un mal acuerdo para Colombia.

 

“Un acuerdo sin cárcel para los grandes cabecillas es un mal acuerdo; un acuerdo que frene el desarrollo agropecuario es un mal acuerdo; un acuerdo que permita que los responsables de secuestros y atrocidades vayan al parlamento es un mal acuerdo. Si no pueden firmar un acuerdo razonable para el país, garante de los valores democráticos rápidamente, que extiendan indefinidamente el diálogo con esta condición: que cese ya la violencia”, aseveró.

 

Recordó que el Centro Democrático lo que ha dicho desde que empezó este proceso es que la paz y la justicia no se pueden excluir.

 

“Hemos dicho que para los guerrilleros, que se podrían llamar de base, no haya cárcel. Pero que para aquellos grandes cabecillas responsables de delitos atroces haya cárcel, así sea con sentencias reducidas como lo definió la ley de Justicia, Paz y Reparación. Nosotros hemos dicho desde el principio que para aquellos guerrilleros que podríamos llamar de la base no debe haber cárcel, debe haber rehabilitación, se les debe permitir que sean políticamente elegibles, no así para aquellos que son responsables de narcotráfico, secuestro, reclutamiento de menores, extorsión, desaparición”, puntualizó Uribe Vélez.

 

Recordó que este grupo narcoterrorista es responsable de la desaparición de 2.780 ciudadanos y, además, entre 1998 y 2003 fue responsable de 17.974 secuestros.