Sitio oficial
 

«Que haya intervención a Electricaribe con entidades serias, gestión comunitaria, capitalización y reducción de costos»: Uribe

Bogotá, 9 de noviembre de 2016(CD). Intervención del expresidente y senador, Álvaro Uribe Vélez, en el debate sobre Electricaribe que se realizó este miércoles en la plenaria del Senado:

 

"Yo quisiera referirme a dos temas: 

 

Primero, la Ley 1069 de 2006 que ratificó el acuerdo de protección recíproca de inversiones con España. Para contestar a la pregunta, ¿si esa Ley se opone a una intervención? Yo creo que no. 

 

Segundo, alguien que tuvo el inmenso honor de dirigir la Presidencia de la República durante ocho años, no puede hablar de un tema de estos sin asumir responsabilidades. 

 

Cuando nosotros empezamos, agosto 2002, las dos compañías que habían en el Caribe, que después se fusionaron, tenían inmensos problemas con las comunidades y, para octubre de ese año, estaba previsto desconectar 600 municipios. El tema se pudo superar. 

 

Ustedes ya se han referido aquí a los fondos que se crearon: el fondo para normalización de redes, el fondo para cobertura, para subsidios, los esfuerzos adicionales de regalía y el presupuesto nacional. 

 

Quería haberle contestado al senador Name (José David), con la mención que él hizo, bueno, quedará en el acta. Sumando esto, sin el presupuesto nacional, solamente los tres fondos y regalías, se invirtieron 3,2 billones. 

 

Se hizo una cosa bien importante: había una gran fricción, un conflicto permanente, entre la empresa y las comunidades. Creamos una instancia tripartita, que funcionó periódicamente, donde vinculamos los vocales de control, en representación de la comunidad, la empresa y las diferentes instancias de gobierno. Debo hablar en primera persona, yo presidí muchas de esas reuniones periódicas que resolvieron mucho problema.

 

Se definió un mecanismo de comercialización a través de comunidades; se le pidió, por ejemplo, a esta empresa que muchos de sus gestores de comercialización fueran gestores sociales. Y se empezó a introducir algo bien importante -señor Ministro, no sé qué tanto hayan avanzado- que es la comercialización prepagada. Eso evitó mucho conflicto. 

 

Se acordaron también unas pautas para consumo de subsistencia. Todo ese trabajo, la inversión, los fondos, el control, el trabajo con las comunidades, con los vocales de control, con las autoridades regionales, etcétera, produjo lo que publicó la misma Superintendencia en la época: 97 por ciento de recaudo, reducción de pérdidas al 18 por ciento y buenas relaciones con la comunidad.

 

Quiero referirme a esta Ley. Hay tres tratados de comercio que se impulsan en este tipo de relaciones: los acuerdos de comercio, los acuerdos de protección recíproca de inversiones y los acuerdos de desmonte de la doble tributación. Nosotros lo hicimos con varios países, Chile por ejemplo, lo hicimos con España como un puerto de entrada para poder hacerlo con la Unión Europea, que después se celebró con la Unión Europea el acuerdo de diálogo político y de derechos humanos y el acuerdo de comercio. 

 

La pregunta es: ¿se opone ese acuerdo a la intervención? Muy respetuosamente quería decirle al señor Ministro, al Superintendente, a la señora Viceministra, -bastante talentosa y tengo que decirle que me alegra mucho verla aquí porque la conocí saliendo de la universidad realizando una formidable tarea-. Entonces, uno ve por ejemplo el numeral tercero del artículo segundo de ese acuerdo, "los países contratantes se obligan a no obstaculizar las inversiones mediante medidas arbitrarias”. Una intervención de acuerdo con el derecho interno no es una medida arbitraria.

 

El numeral primero del artículo cuarto autoriza la expropiación por razones de utilidad pública e interés social, con unas condiciones de pago o de indemnización de tasación justa del precio y además sin discriminación. Y yo hago esta pregunta: si eso queda claro en esa ley para el tema de la expropiación ¿cuál es el obstáculo para la intervención? Uno no lo vería.

 

Se permite que el Estado expropie cuando necesite crear monopolios, esas facultades para el Estado las permite el acuerdo. O sea que el acuerdo no es de aquellos que se dice, ‘no, eso es un acuerdo neoliberal que acaba con las facultades del Estado’; de ninguna manera, este es un acuerdo que permite una gran intervención del Estado.

 

El artículo quinto habla de los eventos en los cuales hay que compensar a una empresa, una colombiana en España o una española en Colombia; pérdidas, problemas de conflictos, emergencias, etcétera.

 

El artículo sexto habla de la libre transferencia de utilidades al país de origen de la empresa, pero también hay restricciones, por ejemplo, cuando el país en el cual actúa la empresa tenga problemas macroeconómicos.

 

Los artículos noveno y décimo se refieren a controversias, el noveno a controversia entre los estados firmantes y el décimo a controversias entre un Estado y una empresa, que sería este caso.

 

La verdad es que uno no encuentra que una intervención frente a una empresa, de acuerdo con la legislación nacional, que está prestando un servicio público esencial, uno no encuentra que quepa en lo que sería la violación del acuerdo en relación o referido al artículo décimo.

 

Nosotros pensamos que la naturaleza de servicio público esencial, de acuerdo con la legislación colombiana, permite plenamente la intervención sin necesidad de tener que someter esto frente a unos de los conflictos reglados por este acuerdo de protección recíproca de inversiones.

 

Incluso, el acuerdo exceptúa su cumplimento por razones de orden público, y esta tragedia que se profundiza en la Costa Caribe ya ha tenido en ocasiones muchas manifestaciones de orden público.

 

Aquí los senadores han hecho unas formidables intervenciones, empezando por la del senador citante, el joven senador (Fernando) Araújo, y cuando escuchábamos ayer a la senadora Susana Correa, ella propuso un derrotero de intervención.

 

Yo creo señor Ministro, lo digo con todo respeto por usted, por su equipo Superintendente, que esto está dando muchas largas. Mientras estuvo Unión Fenosa se vio espíritu de cumplimiento, con la llega de Gas Natural, no. Uno piensa que es hora de tomar unas acciones drásticas, una intervención.

 

Yo no sé si esa instancia previa a la intervención que es un plan de manejo, volvería a surtir efectos ante lo que se percibe como esa reiterada vocación de incumpliendo de Electricaribe. Podría ser una intervención como aquí lo dijo ahora el senador  (Daniel) Cabrales, nombrando un interventor a una persona jurídica o un conjunto de personas jurídicas de la mayor competencia moral y profesional; una intervención casi que consensuada con los propietarios de la empresa intervenida, una intervención que además si se quiere los obliga a la capitalización que está necesitando la empresa, a la reducción de costos que está necesitando. Es que no puede pasar por alto lo que dijo el senador Araújo: ¿Cómo es que esta empresa ha pasado años con ocho mil millones en honorarios y otros años con 50 mil millones?

 

En este tipo de negocios se sabe que hay empresas que utilizan honorarios como la vena rota o de la manera de sacar utilidades que no pudieron producir.

 

Esto le va indicando a uno la necesidad de la capitalización, la necesidad de ese recorte de gastos, la necesidad de trabajar con las comunidades, con lo vocales de control, con los alcaldes, con los gobernadores que se necesita una intervención.

 

Mire, a mí me parece que con todo lo difícil que puede ser el mercado del Caribe que todo el país tiene mercados difíciles, no crean que las Empresas Públicas de Medellín es todo oro, Empresas Públicas de Medellín tiene unos mercados muy difíciles, sumamente difíciles en el Bajo Cauca, en el Urabá, pero uno oye al senador (Guillermo) García Realpe dando un parte satisfactorio en una región bien pobre, con bien poca capacidad adquisitiva como es el Pacifico y que allí las cosas están funcionando bien, uno se pregunta: ¿Y por qué no en el Caribe?

 

Yo creo que se debería no aplazar más esto, no extenderle más plazos de cumplimento, sino estudiar, y me parece pertinente la comisión en que acaba de reiterar el senador Mario (Alberto Fernández Alcocer), estudiar la manera de que se haga una intervención, si se quiere atípica, por la naturaleza del interventor que se escoja y por una especie de consenso sobre temas que habrán de desarrollarse en la intervención con la misma empresa intervenida.

 

Gracias señor presidente”. 

 

 

(Fin)