Sitio oficial
 

"ALERTAS SOBRE TAMAÑO DE LA DEUDA SON PERTINENTES": ASOBANCARIA

El referendo es clave para el futuro de la deuda

"ALERTAS SOBRE TAMAÑO DE LA DEUDA SON PERTINENTES": ASOBANCARIA

Bogotá, 20 oct. (CNE). Los llamados de atención que se están lanzando sobre el tamaño de la deuda pública colombiana son pertinentes, pues nuestro país muestra algunos síntomas de las naciones con altos niveles de endeudamiento.

Así lo afirmó la Asociación Bancaria de Colombia al indicar que entre las soluciones más adecuadas están los puntos 8 y 14 del referendo que elimina los regímenes privilegiados de pensión para congresistas, trabajadores de Ecopetrol, altos magistrados y para el Presidente de la República, entre otros, y congela las mesadas de quienes ganan más de dos salarios mínimos.

Hoy la deuda externa colombiana tanto pública como privada representa el 51,6 por ciento del Producto Interno Bruto, nivel considerado como alto por el presidente Álvaro Uribe Vélez, quien ha advertido que el referendo es clave para no llegar a una crisis como la argentina.

El gremio financiero señaló que si bien el problema de la deuda es mundial, la salud de las finanzas públicas es un elemento importante para garantizar adecuados niveles de crecimiento económico y para ofrecer señales claras a la comunidad financiera internacional.

La Asobancaria agrega que los países que han impuesto una férrea política fiscal hoy cosechan los frutos con economías estables y unos presupuestos públicos utilizados bien.

“En nuestro país, dado que la deuda pública ha presentado una tasa de crecimiento significativa, hay que decir que la solución pasa por el apoyo a las medidas que componen la agenda fiscal propuesta por el Gobierno Nacional (incluidos los temas que afectan las finanzas públicas en el referendo, en particular lo relacionado con pensiones)”, afirma.

LAS CAUSAS

Las razones por las cuales los países llegan a elevados niveles de deuda son seis según la Asociación Bancaria. La primera, son los menores ingresos fiscales por la baja eficiencia en el recaudo de impuestos, la dispersión de tarifas, las exenciones a distintos sectores y la mala administración.

La segunda es la alta volatilidad de los ingresos fiscales y de la capacidad de pago de los contribuyentes.

La tercera son los elevados costos en el servicio de la deuda pública. Dice la Asobancaria que en la medida en que muchos países concentran su deuda en el corto plazo, el servicio resulta más oneroso y ocupa un mayor espacio en el total del presupuesto.

La cuarta razón es la baja calidad de las instituciones presupuestales, la quinta la mala contabilidad pública y la sexta es que la destinación de la deuda no es la ideal pues no está financiando inversiones en infraestructura, telecomunicaciones, transporte o en capacitación de la fuerza productiva.

¿QUÉ HACER?

Para la Asobancaria, un ajuste de ingresos y gastos sostenible en el tiempo es una condición fundamental para alcanzar una mejor posición fiscal.

La segunda medida es reducir la volatilidad macroeconómica, es decir los factores que perjudican la capacidad de pago de los contribuyentes.

Y la tercera, tener una política económica que incentive el crecimiento económico pues con mayores tasas de crecimiento los indicadores mejoran, los recaudos tributarios se dinamizan y se incrementan las posibilidades de manejo presupuestal.

El gremio financiero señaló que al esfuerzo de ajuste fiscal que está haciendo el Gobierno del presidente Álvaro Uribe, se debe agregar un programa de mejoramiento de la calidad de las instituciones fiscales.

Así mismo debe avanzarse en temas como el pensional para cuantificar los gastos que tiene que pagar el Estado por este concepto.

Del mismo modo Asobancaria propone flexibilizar el gasto público y fortalecer la capacidad técnica del Congreso para tener una discusión más transparente sobre el gasto público y sobre la incidencia fiscal de las medidas aprobadas en el parlamento.

Finaliza la Asobancaria señalando que las medidas fiscales que se deben tomar implican costos para la sociedad, pero se pregunta si los costos serían menores si no se hace nada.

Deja una respuesta