Sitio oficial
 

REORGANIZACIÓN AHORRARÁ 20 MIL MILLONES DE PESOS AL AÑO

Bogotá, 6 sep (CNE).- Con la reorganización del servicio exterior colombiano anunciada esta noche por el Gobierno Nacional, el país se ahorrará más de 20 mil millones de pesos al año que serán invertidos en la generación de empleo.

La ministra de Relaciones Exteriores, Carolina Barco Isackson, anunció la reducción en la planta externa de embajadas y consulados de Colombia lo que, dijo, representa cerca del 20 por ciento del presupuesto de la Cancillería.

Este dinero, explicó, se destinará al fomento de la microempresa, la ampliación de la cobertura educativa, el impulso a la vivienda social y la sustitución de cultivos.

"En línea con la prioridad que el Gobierno le ha dado a la política de austeridad y ajustándose a la realidad socio económica de nuestro país, la reorganización busca ahorrar y optimizar recursos en las misiones diplomáticas de Colombia en el exterior", aseguró la funcionaria.

"Como el Presidente lo ha manifestado en diversas oportunidades -agregó-, cada millón de pesos que ahorremos en gasto burocrático nos permite darle un cupo escolar a un niño por un año".

Según la Canciller, antes de determinar estos cambios, su despacho realizó "un cuidadoso y detenido análisis, el cual incluyó variables geográficas, políticas, económicas, culturales y financieras".

El Gobierno anunció que en esta decisión hizo uso de la figura de la concurrencia -que implica que una determinada misión de Colombia en un país tenga jurisdicción sobre otro- sin que ello vaya en detrimento de las excelentes relaciones con ambas naciones.

"Colombia de ninguna manera renunciará a la universalidad de las Relaciones Exteriores del país. Por el contrario, con el nuevo esquema se busca alcanzar una posición más estratégica y participativa en el campo internacional, ajustada a los requerimientos del nuevo orden mundial", añadió.

Finalmente, y con relación a la supresión de consulados, la ministra Barco dijo que éstos se reorganizarán de tal forma que ésta "no implique ahorro en la atención a conacionales en el extranjero".

"Esta reorganización constituye un aporte decidido de la Cancillería a la construcción de un Estado más austero que privilegia la equidad y la inversión social, sin por ello afectar sus relaciones bilaterales y multilaterales con los distintos Estados", puntualizó

REORGANIZACIÓN AHORRARÁ 20 MIL MILLONES DE PESOS AL AÑO

REORGANIZACIÓN AHORRARÁ 20 MIL MILLONES DE PESOS AL AÑO

Bogotá, 6 sep (CNE).- Con la reorganización del servicio exterior colombiano anunciada esta noche por el Gobierno Nacional, el país se ahorrará más de 20 mil millones de pesos al año que serán invertidos en la generación de empleo.

La ministra de Relaciones Exteriores, Carolina Barco Isackson, anunció la reducción en la planta externa de embajadas y consulados de Colombia lo que, dijo, representa cerca del 20 por ciento del presupuesto de la Cancillería.

Este dinero, explicó, se destinará al fomento de la microempresa, la ampliación de la cobertura educativa, el impulso a la vivienda social y la sustitución de cultivos.

"En línea con la prioridad que el Gobierno le ha dado a la política de austeridad y ajustándose a la realidad socio económica de nuestro país, la reorganización busca ahorrar y optimizar recursos en las misiones diplomáticas de Colombia en el exterior", aseguró la funcionaria.

"Como el Presidente lo ha manifestado en diversas oportunidades -agregó-, cada millón de pesos que ahorremos en gasto burocrático nos permite darle un cupo escolar a un niño por un año".

Según la Canciller, antes de determinar estos cambios, su despacho realizó "un cuidadoso y detenido análisis, el cual incluyó variables geográficas, políticas, económicas, culturales y financieras".

El Gobierno anunció que en esta decisión hizo uso de la figura de la concurrencia -que implica que una determinada misión de Colombia en un país tenga jurisdicción sobre otro- sin que ello vaya en detrimento de las excelentes relaciones con ambas naciones.

"Colombia de ninguna manera renunciará a la universalidad de las Relaciones Exteriores del país. Por el contrario, con el nuevo esquema se busca alcanzar una posición más estratégica y participativa en el campo internacional, ajustada a los requerimientos del nuevo orden mundial", añadió.

Finalmente, y con relación a la supresión de consulados, la ministra Barco dijo que éstos se reorganizarán de tal forma que ésta "no implique ahorro en la atención a conacionales en el extranjero".

"Esta reorganización constituye un aporte decidido de la Cancillería a la construcción de un Estado más austero que privilegia la equidad y la inversión social, sin por ello afectar sus relaciones bilaterales y multilaterales con los distintos Estados", puntualizó.

Deja una respuesta