Sitio oficial
 

SE REINICIARÁN TRABAJOS EN LA VíA TOBIAGRANDE-PUERTO SALGAR

Bogotá, 12 dic. (SNE).- El Gobierno Nacional, a través del Instituto Nacional de Vías (Invías), y la sociedad Concesionaria del Magdalena Medio S.A., (Commsa), llegaron a un acuerdo para reiniciar las obras de la vía Tobiagrande-Puerto Salgar, en abril de 2004.

Se trata de la obra de concesión más grande del país, cuyo contrato fue caducado por el Estado en el año 2000, ante inconvenientes financieros de la sociedad concesionaria.

Según el acuerdo logrado, la primera etapa de la concesión demandará inversiones por 680 mil millones de pesos, la segunda por 215.000 millones de pesos y la tercera por 210.000 millones de pesos.

La concesionaria retomará la construcción de la vía Tobiagrande-Puerto Salgar con base en el trazado inicial contratado con el Gobierno, luego de presentar el cierre financiero y la garantía de cumplimiento, para lo cual tiene un plazo de tres meses, es decir en el mes de abril.

El Invías recibirá una indemnización de 80 millones de dólares, que serán pagados por la sociedad concesionaria en contraprestación por las pérdidas de la no ejecución de las obras.

El tramo vial tiene una longitud de 577 kilómetros e incluye varios túneles, que en el pasado fueron uno de los motivos que generó la modificación del trazado por parte de la concesionario.

Commsa iniciará los trabajos con la rehabilitación del trayecto El Vino-Honda y Puerto Salgar-San Alberto.

COMMSA es una sociedad anónima conformada por las firmas Sacyr S.A. y ACC, Banco Santander Central Hispano S.A., Eptisa y la Empresa Nacional de Autopistas de España, y las firmas colombianas Equipos Universal & Cía S.A., Castro Tcherassi S.A., Gercón S.A., Wackenhut de Colombia S.A., Cano Jiménez Estudios y Construcciones y las entidades públicas IFI y Banco del Estado.

ARREGLO POSITIVO

Las partes sometieron el acuerdo a la aprobación del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, cuya audiencia continuará el 19 de febrero de 2004.

La directora del Invías, Alicia Naranjo, se declaró confiada en que sea aprobada el acta de concertación y afirmó que se trata de un "arreglo muy positivo, de una obra muy necesaria para el país".

Agregó que esta obra pública, concebida en 1954, es un sueño para el país y la realización de una concesión esperada durante mucho tiempo.

"Estamos en un Gobierno que concilia y es generoso, hacía mucho rato no se sentaban a conciliar las partes. Esto es parte de una directriz del Gobierno en donde todas las entidades nos debemos sentar a conciliar con firmeza y liderazgo", dijo.

La señora Naranjo afirmó que el Gobierno cambió un pleito que podría durar 10 años, por una vía necesaria para el país que estuvo a punto de ser declarada en liquidación total.