Sitio oficial
 

Texto de la entrevista del expresidente Álvaro Uribe Vélez en el programa radial La Hora de la Verdad

Bogotá, 10 de agosto de 2015 (CD). La siguiente es la transcripción de la entrevista del expresidente y Senador Álvaro Uribe Vélez en el programa La Hora de la Verdad que dirige el exministro Fernando Londoño Hoyos, emitida el lunes 10 de agosto.

Fernando Londoño (FL):

Señor Presidente, usted está recorriendo el país entero ¿Qué están diciendo los colombianos sobre su situación?

En las encuestas tenemos expresiones muy claras de que la gente ve mal el porvenir de Colombia ¿Cuál es la percepción que usted tiene después de haber recorrido tanta patria y después de haber hablado con tanto compatriota?

Expresidente Álvaro Uribe Vélez (AUV):

Doctor Fernando, le voy a contar unas últimas experiencias. Por ejemplo, los agricultores ¿qué dicen?

El país es un país que consume más o menos 30 millones de sacos de fertilizantes de 50 kilos. El Gobierno está distribuyendo con subsidio 400 mil, óigase bien, 400 mil distribuidos con subsidio de un total de 30 millones que el país consume ¿y qué ha pasado con el resto? Es la queja de los agricultores. Se ha aumentado el precio en un 17 por ciento y por el camino van todos los insumos agropecuarios.

O sea que hay una acción política del Gobierno, electoral, distribuyendo 400 mil sacos de fertilizantes de 50 kilos con subsidio, mientras que los otros 29 millones, 600 mil sacos, aumentan el 17 por ciento.

Pasando a otro tema, ayer en Boyacá, me decían unos compatriotas que ya los invadía nuevamente el terrorismo de donde los habíamos sacado con la fuerza pública, por ejemplo allá en los alrededores de la Sierra Nevada del Cocuy; que en las grandes ciudades una penetración del microtráfico sobre las escuelas, tremenda, un grave riesgo para los jóvenes.

Y me decía un boyacense muy agudo: el único consuelo que el Gobierno nos da, después de todas estas tragedias, es contarnos la reunión con Timochenko ¡Qué preocupación!

Anoche después de Boyacá, llegué en la tardecita, al Carmen de Vivoral en Antioquia, y salió un campesino muy bravo por el impuesto predial, por el avalúo de su predio para el impuesto, a decirnos que tienen que entregar esas tierras porque no alcanzan a sostenerla, a pagar esos impuestos y a decir que lo único que está produciendo esa tierra es impuestos.

Entonces ahí empieza uno, como que va haciendo una colección mental de estos comentarios que hacen los compatriotas en todas partes doctor Fernando.

FL:

Hay una cosa que indigna y pone en guardia a los habitantes de un pueblo cualquiera, y es que los engañen, la gente acepta cuando hay malas noticias y les dan sobre ellas alguna explicación, lo que no acepta es que las encubran, lo que no aceptan es que les mientan.

Con esta trágica muerte de tantos militares en los dos colapsos aéreos, que no fueron accidentes sino producto de acciones terroristas de las Farc como lo hemos sostenido en La Hora de la Verdad desde el primer momento, lo que indigna es que mientan tanto, que había mal tiempo, cuando el cielo se ve azul en los videos que se toman; que había sido una falla mecánica, cuando no está probada esa falla mecánica y el avión Casa con un solo motor puede llegar a cualquier parte sin problema ninguno; que el helicóptero se estrella contra una ladera, no han sido capaces, señor Presidente, de hacer un video de la ladera ¿dónde está la ladera contra la cual se estrelló el helicóptero?

A la gente le indigna que le mientan, Presidente, ¿no tiene usted esa misma percepción?

AUV:

Sí, si doctor Fernando.

El Gobierno se apresura para mentir. Para taparle a las Farc. Entonces inmediatamente ocurre algo, dicen que, cuando el atentado contra usted, inmediatamente el Gobierno salió a decir, ‘la mano negra’, a taparle a las Farc.

Cuando el atentado contra Caracol el Gobierno salió a decir, la mano negra, la extrema derecha. Un periodista dijo que la hipótesis era que ese atentado lo habían hecho amigos del expresidente Uribe para desestabilizar al Gobierno Santos, todo para taparle a las Farc.

El helicóptero, no, no fue la Farc, fue accidente. El avión, fue accidente. Pero es que esto tiene antecedentes. El avión de Norte de Santander, el helicóptero, eso fue entre las Farc y el Eln, y quedó probado.

O ese helicóptero que volaba entre Remedios, Antioquia, y Puerto Berrío, Barrancabermeja, hace 2 años y medio.

Toda esa resistencia del Gobierno para reconocer. Cuando nosotros tuvimos que publicar las fotos que obtuvimos de los impactos que le destruyeron a ese helicóptero una parte, y se comprobó que fue el terrorismo.

Mire lo de estos dos aviones, usted lo ha dicho, yo estoy aquí haciendo un acopio ordenado de las información que hemos tenido para llevarlo al Senado de la República mañana, si es el caso, sobre los dos aviones.

Porque, por ejemplo el tema del avión del Cesar, ahí tengo un elemento probatorio muy importante para confirmar lo que usted dice, que el tiempo no era malo, que las condiciones atmosféricas eran buenas, es un elemento probatorio bien importante para eso.

Que el tema del congelamiento de un motor del avión, usted lo ha dicho, esos aviones con un motor pueden volar. Incluso cuando yo estaba en la presidencia permitían que ese avión transportara al presidente a pesar de los protocolos tan rigurosos porque ese avión puede volar con un motor.

Que le habían hecho un cambio estructural, yo no creo que la Fuerza Aérea le vaya a hacer un cambio estructural en contra del fabricante, un cambio estructural que lo ponga en riesgo. Pero además, el avión venía volando y habían hecho muchas pruebas, inclusive, en lo que se ha dicho, es que ese día el avión había salido de Tolemaida o de Palanquero en una misión de inteligencia. Y en cualquiera de esos dos aeropuertos, hasta el área de Codazi donde ocurre la tragedia, es un vuelo muy largo en ese avión y todo iba bien, y además aparece una caída en un avión de esos que no es la normal si hay un congelamiento del motor, que es una caída vertical.

Nosotros estamos recogiendo las pruebas sobre todo esto doctor Fernando, por la cantidad de informes que hay de que el helicóptero de Urabá fue derribado.

En una zona donde delinquen hoy conjuntamente las Farc y otra organización criminal, porque le voy a decir algo, con mucha tristeza lo digo, entre el puerto de Urabá y el Golfo de Morrosquillo, la Costa Caribe colombiana la están convirtiendo en un puerto de exportación de cocaína, entre las Farc y otra banda criminal.

A uno le preocupa decir todas estas cosas, porque uno quiere al país y uno es optimista, y las reuniones con mis compatriotas uno se pone muy contento y a pesar de los problemas, las quejas, las dificultades, uno vive como lleno de ilusiones con el país, y le preocupa decir todas estas cosas, pero son realidades inocultables.

FL:

Presidente, y lo que usted dice de la multiplicación de los negocios del narcotráfico, pero qué le puede asombrar a uno cuando todo lo que usted hacía en materia de lucha contra el narcotráfico lo abandonaron, arriaron las banderas, la fumigación con glifosato, la extinción de dominio, la extradición de los bandidos que se capturaban, los bombardeos a los campamentos de los bandidos alrededor de los cultivos ilícitos, todo Presidente.

Entonces de qué nos podemos asombrar si hoy decimos que Colombia es un mar de coca como lo ha verificado todo el mundo. Con cuáles efectos, señor presidente, usted que recorre la nación ¿Qué efectos tiene perder esa lucha en la que usted puso lo mejor de sus energías, porque usted sabía que la cocaína era el combustible que alimentaba todas las guerras?

AUV:

Permítame antes de referirme a ese tema recordar algo, doctor Fernando, relacionado con el avión de inteligencia.

Se supone que en un avión que tiene esos equipos, la labor que estaban haciendo, era una labor de inteligencia.

Usted se acuerda de las Farc, a través de una página que ellos tienen, que se llama Anncol, dijo que por qué estaban buscando una gente que estaba tranquila, yo no recuerdo exactamente el texto, yo lo publiqué. Es un mensaje de las Farc en Anncol donde están dando la noticia o reconociendo o justificando cínicamente, cínicamente, la hipótesis del derribamiento del avión, diciendo ‘bueno que estaban haciendo allá, por qué nos estaban buscando si estábamos tranquilos; eso les pasó por ir a buscar lo que no que no tienen que buscar’, algo así, ahí está el texto literal en la página de Anncol que es la página de internet de estos bandidos de las Farc.

Y vamos al tema del narcotráfico:

¿Sabe qué le duele a uno profundamente? Un tema consentido por el Gobierno. Porque el Gobierno para levantar el paro, supuestamente campesino, forzado por las Farc en El Catatumbo, envió allí la misión de un expresidente de la República y del Ministro del Interior hoy, y el resultado fue que autorizaron esos cultivos de coca como condición para levantar el paro ¿Qué está pasando en El Catatumbo? Consecuencias. Allí se ha venido paralizando toda la expansión de palma africana.

El Catatumbo tiene una tierra, unos climas, un régimen de lluvias, y al mismo tiempo de filtración de aguas excelente para palma africana, lo dicen los expertos. Se viene en el proceso de que todo ese campesinado pudiera tener palma africana; eso lo han parado por la coca.

Movámonos al sur del país. Hay toda esa frontera con el Ecuador, el Gobierno ha consentido los cultivos de coca y, eso se ha llenado de coca con un enorme daño en Tumaco a la palma africana, al caucho, y en área del río Putumayo, y por allá donde también va llegando el río Caguán con un enorme daño a las posibilidades de hallazgo de petróleo del país; porque la cuenca rica del país en petróleo es la cuenca de los ríos Putumayo y Caguán, y eso como hay la presencia terrorista que está cuidando sus cultivos de droga se ha vuelto prácticamente imposible avanzar en la búsqueda de petróleo.

Y entonces le oí decir al Gobierno, hace pocos días a uno de sus voceros, que los cultivos se les habían crecido porque habían tenido una suspensión el año pasado, una suspensión de control de cultivos por falta de presupuesto. No, no es así. Un Gobierno diligente no le ocurre eso. Lo que han tenido es que sectores del Gobierno han consentido con los cultivos, y dicen que no, que cuando se haga un acuerdo con las Farc, la misma Farc entrará a erradicar los cultivos. Hay que decirle a la comunidad internacional.

El tema con la comunidad internacional es muy difícil, porque el Gobierno ha tratado mucha parte a la comunidad internacional como incautos, y los convence, y yo ya he tenido que enfrentar interlocutores muy importantes de la comunidad internacional ¡Óigase bien! que me dicen ‘no, pero tranquilo que hay que apoyar el acuerdo con las Farc, que el acuerdo con las Farc va a llevar a que las Farc le ayuden al Gobierno a erradicar cultivos’ ¡Hombre! ¿Cómo así? ¿Cómo así qué someter la erradicación de cultivos de Colombia a que el mayor cartel de cocaína del mundo que es las Farc acepte que va a empezar a erradicar cultivos? ¿Para dónde vamos? Eso es la claudicación de la autoridad, la claudicación del Estado de Derecho.

Y entonces también mire cositas con la comunidad internacional.

Hay una ONG noruega abordando los propietarios de tierras del Golfo de Morrosquillo diciéndoles que van primero con toda la información, que se supone que es una información del Gobierno, una información oficial. Lo primero que hay que preguntar es: ¿quién le suministra esa información? Y esa ONG aborda los propietarios a decirles que les van a comprar la tierra porque la necesitan para el posconflicto.

Así empezó Chávez y terminaos en Venezuela en la expropiación de 7 millones de hectáreas, que son hoy tierras improductivas, convertidas en rastrojos. Una de las tierras mejores del mundo son las tierras del sur del Golfo ¿en qué están hoy? totalmente improductivas por la expropiación que hizo el chavismo. Venezuela tiene que importar el 75 – 80 por ciento de los alimentos que consume.

Entonces mire en lo que estamos con sectores de la comunidad internacional; los unos diciendo ‘que sí, que el camino es el acuerdo con las Farc para que las Farc, el mayor cartel de cocaína del mundo, sea el movimiento que contribuya con la erradicación de la coca’, o sea que, entregaron la autoridad del Estado y todo depende de las Farc. ¡Hombre! eso es doloroso para el país.

Y segundo, otra organización internacional, en este caso una ONG noruega en el Golfo de Morrosquillo, abordando los ciudadanos para decirles que les va a comprar la tierra porque la necesitan para lo que llaman el posconflicto.

FL:

Usted el viernes, acompañó una manifestación espontáneamente organizada por unos jóvenes por las redes de Internet. Usted que vivió esa manifestación en Medellín ¿qué nos puede contar de ella? ¿Cuál es el sentimiento del país?

AUV:

Doctor Fernando, primero hay que agradecerle a esos jóvenes que han hecho ese esfuerzo en internet, inclusive yo, sin cálculo, mucha gente me decía ‘hombre, ¿para qué los va a apoyar, si salen 500 personas?’ Hombre que salga una, que salgan tres de ellos, que seamos cuatro, no importa, hay que hacer las cosas por convicción y sin cálculo.

Primero hay que agradecer el esfuerzo de estos jóvenes; segundo la presencia de la ciudadanía, un día difícil, un principio de puente, muchas actividades en todas las ciudades colombianas y sin embargo salieron muchas personas. Eso fue por redes, bastante improvisado como usted lo anuncia.

¿Qué noté yo doctor Fernando? Yo noté un ánimo de preocupación y de rabia de los ciudadanos, eso ha logrado el actual Gobierno, generar preocupación y generar rabia.

Llegué y le hice a unos amigos este análisis: hombre, yo tuve que empezar doctor Fernando, le voy hacer una confesión personal, muy temprano hacerle oposición al actual Gobierno, porque me di cuenta en el desayuno como iba a ser el almuerzo. Faltando unos pocos días para la posesión del actual Presidente en 2010, llegó a la Presidencia de la República donde yo aún ejercía, un emisario y me dijo ‘mire, es que el Presidente electo manda a decir que el Presidente Chávez viene a la posesión, yo contesté tranquila pero firmemente, le dije: mientras yo siga siendo presidente no aterriza en Colombia, y si me respetan un poquito esperen que sea las 7 de la noche que yo tengo unos pasajes comprados en Avianca para irme a la casa en Rionegro con mi señora, y que si va a aterrizar que aterrice después de que yo salga y me respetan un poquito.

A los días vino como la manera el Gobierno quiso tapar y atribuirles a nuestros amigos el acto terrorista contra Caracol; después vino el acto legislativo donde ponen de igual a igual a las Fuerzas Armadas con el terrorismo como victimarios; después el reconocimiento de las acciones terroristas como conflicto político; el desmonte de incentivos de inversión; el desmonte muy temprano de las políticas de seguridad, todo eso me obligó doctor Fernando a empezar un discurso de oposición, muy difícil, para mi hubiera sido más fácil apoyar a este gobierno que bien contribuimos a su elección en 2010.

Y me era muy difícil la interlocución con muchos colombianos porque me decían amigos, ‘hombre, deje el Twitter, a usted no le luce, no le haga oposición, parece que usted tuviera viudez de poder’. Qué difícil para mí explicar eso, hombre no, yo estoy agradecido con mis compatriotas y preocupado por esto y aquello y lo demás allá. Yo en buena parte soy responsable de la elección de este Gobierno, en buena parte soy responsable de la elección de un grupo de parlamentarios y hablo con ellos sobre estos proyectos de ley con mucha preocupación.

¿Sabe qué pasa hoy? Hoy los ciudadanos le dicen a uno, siga en esa tarea, siga en esa batalla. Se demoraron mucho para comprender por qué esta tarea, y he tenido que atravesar un camino en el cual se ha pensado, que dicen que Uribe quería que Santos fuera un títere de Uribe, que Uribe quería quedarse en el poder, ah es que Uribe con esa avidez de poder. Yo creo que ya la ciudadanía, y lo percibí en las manifestaciones del 7 de agosto, empieza a comprender por qué hemos tenido que hacer oposición.

Y como en La Hora de la Verdad hay un espacio amplio y democrático para poderle hablar al país, permítame decir esto: hay que enfrentar esta corrupción y hay que hablar con la comunidad internacional y hay que pensar muy bien el espejo de Venezuela.

Un día fui a una ciudad colombiana y me dijeron: ‘aquí no promueva candidatura a la gobernación, vale $25 mil millones’. Le dije: ¡hombre de dónde sacan ese presupuesto! Y me contestan: ‘salen de contratos del Estado’. Compran la gobernación con plata de los contratistas y después se la venden a los contratistas.

Y estaba revisando, por ejemplo, de un municipio colombiano esta mañana, el listado de contratos que me los entregaron ayer, el promedio de licitantes por licitación es 1.1. La inmensa mayoría de las licitaciones no tienen sino un proponente, lo que ocurre en ese departamento donde la candidatura a la gobernación cuesta $25 mil millones. Entonces con un proponente una obra que vale 10 pesos se la adjudican por 20, y el resto de la plata se la roban y financian al político y financian las campañas. ¡Ojo! Eso está causando fatiga electoral en Colombia, eso está causando que mucha ciudadanía sienta fastidio por el proceso democrático, en un país que tuvimos tantos años de lucha para poder tener la elección popular de alcaldes y gobernadores. ¡Ojo! Cosas parecidas hubo en Venezuela antes de Chávez y cuando llegó el chavismo ¿sabe qué le pasó a Venezuela? No hubo oposición a tiempo.

Por eso le he dicho yo a mis compañeros del Centro Democrático: batalla total contra la corrupción, denuncia total en cada municipio, en cada departamento de la corrupción y de la mermelada del gobierno, y oposición con argumentos, propositiva, razonable, todo que sea argumentado. Inclusive en la manifestación del viernes había personas que en medio de la angustia, del dolor, dejaban salir de su voz palabras soeces que nosotros públicamente desautorizamos, porque el desespero de los colombianos es muy, muy grande.

Entonces, hay que hacer oposición y a tiempo. Y déjeme decir esto doctor Fernando, yo quiero invitar a mis compatriotas oyentes de La Hora de la Verdad, que le escriban a los gobiernos extranjeros y a las embajadas acreditadas en Bogotá, porque la tarea que ha hecho el gobierno de concientizar embajadas y gobiernos extranjeros, es muy peligrosa. Ahora la gran preocupación del gobierno, mandaron al ministro Pinzón de Embajador en Estados Unidos y la orden fue: ‘vea, usted tiene que ir a enderezar el Congreso de Estados Unidos, porque el Centro Democrático lo ha dividido’. Lo que nosotros hemos hecho es ir donde un sector del Congreso de Estados Unidos que nos ha recibido, de ambos partidos, a decirle qué vemos en Colombia, porque a ellos les habían dicho que no, que todo aquí estaba color de rosa, que el proceso de paz iba muy bien, que la seguridad estaba perfecta, que en la economía no había problema, que era la mejor economía en la región. Y entonces el gobierno ahora está bravo y desesperado porque unos congresistas de Estados Unidos han empezado a ver la realidad.

Una sugerencia práctica a los colombianos oyentes de La Hora de la Verdad: escriban carticas a gobiernos extranjeros, escriban a las embajadas acreditadas en Bogotá, escriban al Parlamento Europeo, escriban a la oposición de Venezuela, escriban a Chile, escriban a toda parte, al Congreso de Estados Unidos contando la realidad, porque el gobierno con ese aparato publicitario, con esa palabra cautivante y noble que es la paz, ha engañado a mucha gente. El gobierno ha pensado que todo el mundo es incauto y se ha lanzado en una campaña de engaño muy preocupante, la tenemos que contrarrestar.

FL:

¿Presidentes sobre esa crisis económica actual cuál es su percepción?

AUV:

Doctor Fernando, lo primero que hay que aclararle a los oyentes es esto: todos los años en que usted anticipó cómo se estaba deteriorando la economía y usted pidió medidas contra la devaluación del peso, ni usted ni quienes apoyábamos esa tesis, estábamos pidiendo una, pasar de la revaluación a la devaluación extrema, estábamos pidiendo que se llegara la tasa de equilibrio.

Pero mire lo que ha ocurrido con este gobierno, durante los años de revaluación le pedíamos a este gobierno que compensara a los exportadores, no le importó, dejó quebrar a muchos de ellos, ¿por qué? Porque aquellas medidas compensatorias que venían de nuestro gobierno, por ejemplo a los agricultores, el gobierno las desmontó diciendo que eso era corrupción, cómo le parece. Y el gobierno estaba feliz con esa revaluación, inclusive algunos controles de capitales que nosotros teníamos, como una retención para esas inversiones de corto plazo etc., las desmontó. Y ahora dice el gobierno, creo que es el propio Presidente de la República, que es ideal el dólar a $3.500 pesos. O sea que no hay un manejo coherente de la economía, es tratando de justificar lo que ocurre, no es promoviendo resultados de la economía sino interpretando para favorecer al gobierno lo que se va dando, así se cause daño. No hay sindéresis en el manejo económico. Ayer se aplaudió la revaluación, no se apoyaba a los exportadores, hoy se dice que el ideal para el país es el dólar a $3.500 pesos.

¿Entonces qué puede pasar? Hombre, hay unos sectores exportadores que se favorecen. Me contaban los cafeteros, con quienes hablo permanentemente -sus amigos que tanto lo oyen- que se han salvado en estos días con café a $720 a $730 mil pesos la carga por la devaluación, pero que tienen mucho miedo de la inflación. Entonces ponga unos sectores exportadores que se benefician, hasta cuándo, quién sabe cuál va a ser el resultado de la inflación. Y entonces mire el endeudamiento del Estado. El gobierno tiene una ventaja, que la disminución de dólares por la disminución de exportaciones, al hacer ese reintegro el gobierno tiene más pesos, porque ya por cada dólar que reintegre, por ejemplo Ecopetrol, no le están entregando $1.800 – 1.900 – 2 mil pesos, sino 2.900 que puede llegar a que le entreguen $3.000 – 3.500, como lo ha anticipado el gobierno. Pero ¿para dónde va eso? Un crecimiento del endeudamiento del 17%.

Leyendo el Banco de la República hay una preocupación muy grande, es la inflación, porque hay inflaciones estacionales y hay lo que se llama la inflación básica. Cuando la inflación es estacional pero la básica está estable, no hay preocupación. Hombre, se aumentó el precio del arroz porque todavía no ha salido la cosecha, eso es manejable, pero aquí lo que empieza uno a ver al leer al Banco de la República es que la inflación básica de aquello que no es estacional, sino que va tomando una tendencia de mediano y largo plazo, es una inflación que se está aumentando. Entonces, 17% de aumento del endeudamiento del gobierno, un aumento de la inflación básica, eso es bien preocupante. Y usted lo decía.

La semana pasada llamé a un banquero y le dije: ‘hombre, cuénteme cómo va la cartera’, y me dice: ‘la cartera todavía no ha sufrido deterioro grave en su calidad, pero ya lo que es la cartera de consumo sí empieza a mostrar un deterioro’. Y eso va despegando como un jet y al principio uno no lo ve avanzar, pero cuando toma fuerza ya se eleva casi que vertical.

Son bien preocupantes estas expresiones que se van viendo en la economía. Súmele a eso, doctor Fernando, incertidumbre. Los colombianos, como se ha mermado lo que son las expansiones industriales, a mí me da pena decir esto, en el Gobierno mío faltaron muchas cosas, hubo errores pero el país todos los días importaba máquinas, el país todos los días hacía ampliaciones industriales, ensanches agroindustriales, etc. Mire eso cómo se ha venido frenando.

Y usted mencionó el tema del desempleo en los jóvenes. Nosotros somos propositivos. Ayer hablando con todos los candidatos de Boyacá en un hotel de Paipa, después en la sede del Centro Democrático de Paipa, después en el lanzamiento de ese gran candidato a la Gobernación de Boyacá, el doctor Gonzalo Guarín; después aquí en el Carmen, ya en la noche en el barrio El Provenir de Rionegro, hablábamos del desempleo juvenil y decíamos mire enunciemos en lo que ha propuesto Óscar Iván Zuluaga, eso necesita educación dirigida al emprendimiento, denle a los muchachos las dos comidas, téngalos todo el día en el colegio pero no fatigados con carga académica; una mezcla de academia, artes, oficios, tecnología, deporte, cultura. Breguen a que todo muchacho, al graduarlo de bachillerato, salga de tecnólogo y además, ayúdenle con esos recursos de emprendimiento, como aquel Fondo Emprender que nuestro gobierno creó en el Sena y que hoy lo tienen chiquitico. Le hubiera lucido a Santos tener un fondo Emprender de 600 mil millones, 700 mil, nadie se acordaría que lo creó Darío Montoya en la administración Uribe.

Es que este Gobierno ha tenido una torpeza. Si este Gobierno hubiera continuado cosas de nuestro Gobierno, él tendría los méritos, le estarían diciendo: ‘hombre qué bueno este Gobierno, este Santos si es el Gobierno de la paz, hombre ah y qué pereza ese Uribe tan peleador y hombre es un hombre delicado, se pone bien la corbata, vea como va de bien el país. Ese Fondo Emprender, ya nadie se acordaría que lo creó Darío Montoya en el Gobierno Uribe. Vea Santos hombre se acordó de los jóvenes, hombre, vea 600 mil millones en el fondo Emprender para apoyar con recursos de emprendimiento de capital de riesgo los proyectos de innovación de los jóvenes’.

Pero no. Es que la vanidad es mala consejera. Dijeron que no se parezca en nada a Uribe. Se le olvidó una regla, cuando se inaugura una carretera nadie, nadie se acuerda quién la contrató, aplauden a quien la inauguró.

El Presidente actual estaría cosechando cositas que se sembraron en aquel Gobierno tan importantes como la seguridad, como la innovación, como el emprendimiento de los jóvenes. No quiso eso, le pareció mal, todo por razones de vanidad. Eso no se puede parecer a Uribe. Nadie se estaría acordando de Uribe, el país iría mucho mejor. Este gobierno se estaría ganando todos los aplausos. Bueno que los estudiantes de liderazgo y de ciencia política aprendan estas cosas, las corroboren científicamente, porque yo creo que tienen lógica.

Entonces nosotros tenemos que seguir en la crítica y en la construcción y concluyo con esto doctor Fernando, ¿sabe qué le dije anoche a unos emprendedores en Rionegro? Esto tiene dos capítulos educación, emprendimiento, tecnología etc. Y el otro es un ambiente de confianza y de inversión, que lo está destruyendo el actual Gobierno.

En un ambiente desconfianza de inversión, por donde vamos, no hay educación que sirva; tienen que ir de la mano el ambiente de confianza de construcción de inversión y por el otro lado la educación orientada al emprendimiento, a la creatividad, a la innovación con los suficientes recursos de emprendimiento, pero no.

Ahí seguimos nosotros en esta batalla doctor Fernando, ojalá podamos tener unos alcaldes y unos gobernadores que hagan ese tipo de experimentos y que le muestren al país que eso funciona bien.

FL:

¿Y cuál emprendimiento con el 75% de carga tributaria, Presidente, cuál emprendimiento?

AUV:

Aburren a todo el mundo doctor Fernando. Cómo le parece, en Bogotá hay casas que valen mucho más en el predial, en el avalúo que en la vida real; o unas pequeñas parcelas allí en el Carmen de Viboral, Antioquia, para dónde va. Unos avalúos expropiatorios. Hombre no hay cosa más preocupante que las oligarquías de izquierda, las oligarquías que para que les tapen, para que les perdonen que son riquitos se vuelven izquierdistas de discurso y de artículo de prensa para que les perdonen que son riquitos.

Entonces para hacerse perdonar y para complacer a lo que se llama la izquierda, empiezan a hacer demagogia, a subir impuestos, a derramarle a la propiedad unos impuestos confiscatorios y hacen otra cosita doctor Fernando, para dónde va el país con esos contratos del doctor Sergio Jaramillo en ese Fondopaz. Todo literato de izquierda en Colombia le toca la puerta al doctor Sergio Jaramillo y tiene un contrato. ¿Hombre para dónde va? A mí me parece muy grave que todos los que han escrito a nombre de la izquierda colombiana o en los periódicos colombianos sean hoy contratistas del gobierno Santos. ¿Qué tal que yo hubiera hecho?

Porque me mantienen muy desafiado, que los contratos de Luis Carlos Restrepo en el Valle del Cauca: para hacer obras en esa cordillera vallecaucana o para pavimentar las carreteras del sur del Tolima no fue para pagarle a escritores que favorecieran a nuestro Gobierno.

Para dónde va una democracia en la cual el Gobierno se gasta miles de millones de pesos pagándole a unos periodistas y a unos escritores que han estado con un sesgo político, simplemente para que beneficien esas políticas.

¡Qué cosa tan grave, eso no lo admite una democracia, por qué lo tenemos que resistir nosotros!

FL:

Natalia Springer es la periodista mejor pagada del mundo. $4.500 millones, simultáneamente con contratos con Valledupar y con la Fiscalía General de la Nación.

AUV:

Doctor Fernando muchas gracias a usted, a sus compañeros de la Hora de la Verdad. Bueno averiguar por esa ONG Noruega ofreciendo compra en el Golfo de Morrosquillo de las tierras que para el posconflicto. ¿Quién la autorizó? ¿Qué entidad del Estado le ha suministrado toda la información que tiene en sus manos y que exhiben esos representantes de esa ONG noruega?

Mire, ya que hablaba de contratos para periodistas. Por allá hay un hombre que ha escrito en El Espectador, siempre con un odio contra los empresarios del campo, otro contratista del Gobierno y que hace parte de quienes van a escribir la memoria histórica. Él ha escrito su versión que es odio contra las gentes del campo colombiano y a este país hay que decirle verdades.

Una mente preclara como la de Carlos Lleras Restrepo, una de las personalidades más destacadas y cuya memoria debemos respetar todos los colombianos, yo creo que se equivocó cuando hicieron una reforma agraria en Cauca, en Córdoba y en Sucre. ¿Qué lograron? Entregarle una tierra que se volvió rastrojo a unos campesinos y privar a unos propietarios de hacer unos desarrollos agroindustriales que hoy estarían generando riquezas para todo el mundo. ¿Qué lograron? Si hubo esa equivocación dirigida por la mente clara, por el espíritu patriótico de Carlos Lleras, ¿qué será lo que nos espera con nueva política agraria dirigida por un gobierno de oligarquía de izquierda? Que es un gobierno de vida de boato y de apariencia de izquierda, con unos escritores de izquierda haciendo la memoria histórica y con unas ONG extranjeras contribuyendo a maltratar a las gentes del campo en Colombia.

Por eso hay que oponerse a tiempo. En Venezuela cuando abrieron los ojitos para hacer oposición ya habían expropiado las tierras del sur del golfo. Hay que oponernos y a tiempo.

Ojalá los colombianos nos puedan ayudar en octubre. El resultado de octubre es muy importante.

Muchas gracias doctor Fernando”.

(Fin)