Sitio oficial
 

TEXTO DE LAS CONCLUSIONES DEL CONSEJO DE LA UNIÓN EUROPEA SOBRE COLOMBIA

 

TEXTO
DE LAS CONCLUSIONES DEL CONSEJO DE LA UNIÓN EUROPEA
SOBRE COLOMBIA

Bruselas, (Bélgica) 13 dic. (SNE).- El siguiente es el
texto de las conclusiones del Consejo de la Unión Europea
sobre Colombia, adoptado este lunes 13 de diciembre.

CONCLUSIONES DEL CONSEJO SOBRE COLOMBIA

“Recordando sus conclusiones del 10 de diciembre de 2002
y del 26 de enero de 2004, y la Declaración de Londres
de Julio de 2003, el Consejo reafirma el total apoyo de la Unión
Europea al Gobierno de Colombia, notablemente en sus esfuerzos
por reestablecer el imperio de la ley en todo el país
y en su lucha contra el terrorismo y el tráfico y producción
de drogas ilícitas. El Consejo renovó su apoyo
a los esfuerzos del Gobierno de Colombia para reformar la economía
e incrementar la cohesión social, de acuerdo con la Declaración
de Guadalajara del 29 de mayo de 2004, suscrita por los Jefes
de Estado y de Gobierno de Latinoamérica, el Caribe y
la Unión Europea. La Unión Europea se mantiene
firme a cooperar con el Gobierno de Colombia en estas labores.

El Consejo expresó la total solidaridad de la Unión
Europea con los colombianos y reiteró su preocupación
sobre la grave situación de Derechos Humanos y de Derecho
Internacional Humanitario, en particular en lo referente a los
desplazamientos internos. El Consejo llamó a todas las
partes del conflicto a respetar el Derecho Internacional Humanitario
y los Derechos Humanos, y repitió su llamado a todos los
grupos ilegales a cesar todas sus hostilidades y comprometerse
en un proceso de paz negociado. El Consejo le dio la bienvenida
a la decisión del Gobierno colombiano de indultar a 23
miembros de las Farc. El Consejo reiteró su demanda a
los grupos armados ilegales que aún mantienen rehenes
para que los liberen inmediatamente y sin condiciones. Este acto
podría ser parte de un acuerdo humanitario que podría
contribuir a que las partes se involucren en un proceso de paz.
El Consejo destacó la importancia de garantizar la seguridad
de aquellos individuos, organizaciones o instituciones, incluyendo
defensores de derechos humanos, que trabajan en la promoción
y protección de los derechos humanos, así como
de proteger los derechos de las minorías y la población
indígena, como fue reafirmado en la Declaración
de Guadalajara. El Consejo también elogió el trabajo
de la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones
Unidas para los Derechos Humanos y urgió a que sus recomendaciones
se implementen rápidamente, tal como quedó reflejado
en la declaración del Comisionado sobre Colombia adoptado
por la Comisión de Derechos Humanos en su sexagésima
sesión.

El Consejo le dio la bienvenida a la
reunión, prevista
para el 15 de diciembre de 2004, entre el Presidente Uribe y
representantes de la sociedad civil para la implementación
de estas recomendaciones, como una muestra del reconocimiento
del Gobierno de Colombia al importante rol que la sociedad civil
debe cumplir.”

El Consejo reiteró su larga política de apoyo
al Gobierno colombiano en la búsqueda de una solución
negociada al conflicto interno, incluyendo el involucramiento
directo con aquellos grupos armados ilegales que pudieran estar
preparados para negociar un acuerdo de paz. El Consejo solicitó a
las autoridades colombianas la rápida adopción
de un amplio marco legal para el proceso de desarme, desmovilización
y reincorporación de los grupos armados ilegales. Dicho
marco legal debe estar acorde con los compromisos internacionales
y tener en cuenta el derecho a las víctimas a las verdad,
justicia y reparación.

El Consejo expresó su sólido respaldo a los buenos
oficios del Secretario General de las Naciones Unidas y dio la
bienvenida a la participación de la OEA, el Gobierno de
México y del Grupo de Países Amigos, así como
de los esfuerzos de la Iglesia Católica en los procesos
hacia la paz en Colombia.

El Consejo expresó la disposición de la Unión
Europea de asistir en la búsqueda de una pacífica
y duradera solución al conflicto dentro del marco de una
creíble y amplia estrategia de paz, como lo señaló previamente
la Presidencia en su declaración del 30 de junio de 2004.

Más específicamente, el Consejo expresó la
disposición de la Unión Europea para conseguir
una participación efectiva orientada hacia obtener resultados.
Una participación más formal de la UE en el actual
proceso de paz podría hacerse oportunamente, una vez el
Gobierno de Colombia haya establecido un amplio marco legal.
En cuanto a esto, el Consejo recalcó que la Unión
Europea tendría muchas dificultades en aprobar las conversaciones
de paz mientras los grupos armados ilegales no hayan hecho un
cese de hostilidades. Siguiendo una aproximación gradual,
vinculada a los desarrollos en el terreno, el Consejo también
expresó su disposición para proveer apoyo financiero
concreto para el resultado de esas conversaciones una vez una
amplia estrategia referente a la concentración, desarme,
desmovilización y reincorporación a la sociedad
de los miembros de los grupos ilegales armados haya sido definida.
El Consejo dio la bienvenida a la decisión del Gobierno
de Colombia de realizar una reunión de seguimiento de
alto nivel a la reunión de Julio de 2003, entre los firmantes
de la Declaración de Londres, prevista para Cartagena
de Indias el 3 y 4 de febrero de 2005. Esta podría ser
una excelente oportunidad para monitorear la implementación
de la Declaración de Londres de Julio de 2003 así como
la manera de seguir adelante”.

Deja una respuesta