Sitio oficial
 

TRAGEDIA DE NUEVA YORK HIZO QUE COMPRENDIÉRAMOS MEJOR A COLOMBIA

Bogotá, 11 sep (CNE).- La embajadora estadounidense en Colombia, Anne Patterson, declaró hoy que los ataques del 7 de agosto de 2002 contra la Casa de Nariño, le demostraron tanto a los Estados Unidos como al resto del mundo la urgencia de enfrentar con eficiencia el terrorismo en Colombia.

Patterson reveló que dentro de dos semanas los presidentes de Colombia y Estados Unidos, Alvaro Uribe Vélez y George Bush, se reunirán para tratar con detalle este tema.

"Es importante que sepan que Estados Unidos se ha comprometido a ayudar a Colombia a enfrentar el flagelo del terrorismo", expresó la diplomática, quien participó en acto organizado por la Universidad Libre en el que se analizaron las consecuencias de los atentados terroristas del 11 de septiembre en Nueva York y Washington.

DOS CONCLUSIONES DE LA CASA BLANCA

Patterson también consideró que precisamente estos ataques terroristas hicieron que la Casa Blanca entendiera y se comprometiera aún más con Colombia y con su realidad.

Para la embajadora Patterson, los ataques en Estados Unidos hicieron que el Gobierno de ese país estableciera dos conclusiones sobre su política hacia Colombia:

1) "La primera conclusión fue que los países no se pueden dejar abandonados sino que necesitamos abordar los problemas mundiales de pobreza e injusticia social antes de que sean caldo de cultivo para el terrorismo".

2) "La segunda conclusión nos llevó a reconocer que los terroristas se deben enfrentar pronto, antes de que cometan atentados contra nosotros o contra nuestros aliados. Esto quiere decir que debemos actuar más agresivamente contra los terroristas y sus patrocinadores".

TERRORISTAS SE FINANCIAN CON NARCOTRAFICO

Según la representante estadounidense, tras estos ataques su Gobierno concluyó también que las ganancias del narcotráfico financian al terrorismo. Dijo que este hecho le dio mayor urgencia a la política antinarcóticos ya vigente en Colombia.

"La administración Bush y el Congreso decidieron que los recursos antinarcóticos del Plan Colombia también podrían utilizarse contra los terroristas. Esto será decisivo. Adicionalmente hemos diseñado nuevos programas antiterrorismo para ayudar a los colombianos a proteger el Oleoducto y a enfrentar al secuestro", puntualizó Anne Patterson.

La señora Patterson renovó el apoyo de su Gobierno a los esfuerzos del presidente Uribe Vélez por obtener fondos que permitan proseguir con el proceso de profesionalización de las Fuerzas Armadas colombianas.