Sitio oficial
 

UNÁNIME APOYO DE ORGANISMOS MULTILATERALES DE CRÉDITO A COLOMBIA

Washington, 25 sep (CNE).- Los organismos multilaterales de crédito anunciaron hoy su apoyo a las políticas de ajuste fiscal que puso en marcha el Gobierno del presidente Alvaro Uribe Vélez.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, afirmaron hoy que Colombia es un país de reconocida trayectoria en materia crediticia que necesita ser apoyado por esas instituciones financieras.

Enrique Iglesias, presidente del BID, luego de una reunión con el presidente Uribe y su equipo económico en Washington, aseguró que su institución ayudará a Colombia en todos los escenarios posibles para solucionar los graves problemas económicos y sociales que tiene el país.

"Vamos a estar en todo los escenarios posibles tratando de que el BID en esta coyuntura no sea parte del problema, sino que sea parte de la solución", dijo Iglesias.

El presidente del BID, manifestó que ante la situación actual los organismos multilaterales de crédito "tienen que ser anticíclicas y no procíclicas. Nosotros no podemos ser un peso para la deuda externa de Colombia", advirtió.

Iglesias aseguró que el presidente Uribe causó muy buena impresión por su determinación y coraje para enfrentar y solucionar los problemas que tiene Colombia. "A todos nos impresionó muy bien", indicó.

El representante de la institución multilateral dijo que por ahora no se hablará del paquete de ayuda a Colombia, "porque las cifras se están trabajando".

Sin embargo, adelantó que se están estudiando varias alternativas para financiar al país. Una de ellas, es establecer un sistema de garantías para captar recursos del sector privado, "si esto no fuera viable entraremos con nuestros especiales".

"Colombia es el país que tiene la política económica mejor administrada de las últimas décadas. Es un país que tiene una historia de gran crédito y que ha manejado muy bien su política macroeconómica a través de todos los gobiernos. Y eso hoy vale mucho. Colombia goza de mucho respeto y simpatía", concluyó el presidente del BID.

APOYO DEL FMI

Por su parte el Fondo Monetario Internacional anunció en un comunicado su colaboración absoluta para el desarrollo en Colombia de un programa macroeconómico destinado a mantener estabilidad macroeconómica que permita dar pie al crecimiento sostenible del país.

A continuación transcribimos el comunicado emitido por la oficina del FMI en Washington:

"El Director del Fondo Monetario Internacional, Horst Kohler, y el Primer Director Asistente, Anne Krueger, se reunieron hoy con el presidente Alvaro Uribe Vélez, el ministro de Hacienda, Roberto Junguito, y otro miembros de la delegación que actualmente se encuentra en Washington.

Las autoridades colombianas discutieron la situación económica del país y las diversas opciones de política económica. El Presidente también reiteró su interés en desarrollar un acuerdo que suceda al presente acuerdo extendido que expira en diciembre de 2002. Colombia no ha necesitado utilizar los recursos bajo el presente convenio.

Kohler aseguró al presidente Uribe y su delegación que el Fondo pretende ofrecer colaboración absoluta para el desarrollo de un programa económico destinado a mantener estabilidad microeconómica y a dar pie al crecimiento sostenible.

Las reformas al sector público y la consolidación fiscal son la base de la agenda económica de la administración de Uribe, y contribuirán a mejorar la eficiencia y a reducir el gasto público.

Las primeras discusiones al respecto se han realizado en Bogotá, y algunas reformas ya se han puesto en marcha. Se espera que una misión del Fondo continúe con los diálogos en octubre.

Estas conversaciones se han llevado a cabo bajo una estrecha consulta con el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo".

En la reunión, además del presidente Alvaro Uribe y el presidente del BID, Enrique Iglesias, estuvieron presentes el director ejecutivo del Fondo Monetario Internacional, Horst Kohler, la asistente del Director, Anne Krueger, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Paul O'neil y los ministros de Hacienda, Roberto Junguito, y el director de Planeación Nacional, Santiago Montenegro.