Sitio oficial
 

VÍA LIBRE A LAS APUESTAS DE FÚTBOL

Reglamentan sistemas de juego, premios y formas de operación

VÍA LIBRE A LAS APUESTAS DE FÚTBOL

Bogotá, 25 nov. (SNE).- El Consejo Nacional de Juegos de Suerte y Azar (CNJSA) dio vía libre a la realización en el país de las apuestas sobre los resultados de los partidos del fútbol profesional colombiano.

Por medio del acuerdo 02, el Consejo señaló que las apuestas en eventos deportivos de fútbol, independientemente del nombre que se le de, son una modalidad en la cual el jugador, a través de un boleto, selecciona los marcadores, los ganadores, los perdedores o los empates de su preferencia, sobre uno o varios partidos.

Esta reglamentación se hace siguiendo lo ordenado por el decreto 2482 expedido por el Ministerio de la Protección Social el pasado 2 de septiembre, en el que se avaló la operación de juegos de suerte y azar en eventos deportivos, gallísticos, caninos y similares.

Las apuestas de fútbol serán en línea, en tiempo real y el concesionario tendrá que disponer de tecnología de punta y sistemas avanzados de informática y de comunicaciones.

Habrá dos tipos de apuestas: individual o automática. En la primera la persona podrá realizar el número de apuestas que se indiquen en los formularios. Y la automática se presenta cuando el sistema central selecciona en forma aleatoria los resultados.

El juego será operado por un concesionario privado y será regulado por la Empresa Territorial para la Salud (Etesa).

OPERACIÓN

Según el acuerdo 02, las apuestas podrán ser recibidas hasta 10 minutos antes de que comience el partido de fútbol.

El valor de cada apuesta será determinado por el operador, pero en ningún caso será inferior a 2.500 pesos. El formulario no tendrá valor.

Para que un boleto sea válido debe cumplir los siguientes requisitos:

– Tiene que presentarse el original.

– No debe tener enmendaduras.

– Deben estar impresos todos los elementos y espacios señalados por el reglamento.

– No puede presentar alteraciones, estar ilegible, reconstruido o roto.

– No puede figurar entre los ya pagados.

– Debe haber sido validado por el punto de venta o la entidad encargada.

Al finalizar la fecha futbolera se levantará un acta en la cual se indique la fecha, hora, el número de la jornada, el escrutinio de los resultados y será firmada por funcionarios del Concesionario y de Etesa.

El acuerdo aclara cómo se solucionarían los problemas que se llegaren a presentar. Por ejemplo, si el partido es suspendido y se reanuda hasta el día siguiente, el marcador a tener en cuenta será aquel que se estuviera dando al momento de suspensión.

Si el partido no se efectúa por diversos problemas, su resultado será reemplazado por el que se diere entre los equipos que dentro de la programación de la fecha, estén en primer lugar y se hubiere llevado a cabo el mismo día.

Si el resultado de un partido de fútbol se modifica días después por decisión administrativa, ese nuevo resultado no será tenido en cuenta para determinar el ganador o ganadores. Los únicos resultados válidos serán los del día de la celebración de los partidos.

Los concesionarios seleccionados para operar las apuestas, tienen que pagar como derecho de explotación un porcentaje de los ingresos brutos. En el primer año será del 18 por ciento; en el segundo del 19 por ciento; en el tercero del 21 por ciento; en el cuarto del 22 por ciento; en el quinto del 23 por ciento.

Si la concesión es ampliada el porcentaje a pagar será del 25 por ciento.

PREMIOS

El acuerdo definió como plan de premios uno paramutual que se presentará cuando los ganadores comparten los fondos de cada premio, para cada una de sus diferentes categorías.

Un premio fijo que se da cuando el ganador o ganadores obtienen un premio previamente seleccionado por el operador .

Y un plan de premios conformado mínimo por el 48 por ciento de las ventas brutas, pagaderos en dinero. En este plan habrá un Gran Premio, una segunda, una tercera y premios fijos.

El plazo para cobrar los premios es de 60 días contados desde el día siguiente a la que se realizó la fecha futbolera.

El concesionario mínimo debe arrancar con 500 millones de pesos para garantizar las primeras entregas de premios.

Deja una respuesta