Sitio oficial
 

Y ahora, ¿quién podrá defenderlos?

Vergonzosa la actitud de Chile, Perú, Colombia y México que se alinearon con semejante esperpento que respalda la “institucionalidad democrática” de la autocracia del pájaro de Chávez.

 

Colombia acaba de celebrar unas elecciones que, aun con las naturales dificultades de nuestro desarrollo, fueron libres y democráticas.

 

Entre tanto, los inermes estudiantes venezolanos se siguen enfrentando a fuerzas policíacas armadas hasta los dientes que, según los videos, los atacan sin piedad: en un caso seis contra uno con bolillos, golpes a una mujer con un casco, un disparo a quemarropa de perdigones en una pierna. Y Maduro se alegra diciendo que las víctimas son fascistas. El levantamiento estudiantil ya cumplió un mes y van más de 15 muertos y más de 100 heridos. Llegaron tropas elite cubanas, principalmente para controlar el Estado Táchira, fronterizo con Colombia.

 

En su momento, la Unión Europea, algunos congresistas gringos, Naciones Unidas, el Papa, Unasur, Celac y otros organismos de fachada sugirieron la utilidad de dialogar. Nadie dijo para qué. Colombia también habló de diálogo y Maduro por poco rompe relaciones y nos sacó con el rabo entre las piernas. Obama algo dijo pero pronto se dedicó a la crisis de Ucrania, aunque Biden recientemente se refirió al problema. Solamente Panamá, un Estado pequeño pero corajudo, sugirió citar a una reunión de cancilleres en la OEA y Venezuela rompió relaciones diplomáticas y le bloqueó el pago de deuda por mil millones de dólares.

 

Ahora Jimmy Carter dice que probablemente irá a Caracas en abril. Olvida que buena parte de esto se debe a que él y el entonces Secretario de la OEA, validaron los resultados del referendo en 2004, claramente fraudulentos.

 

La OEA es la más deslucida. Inzulza  se mantuvo en sus cabales en que la OEA no tenía ningún papel que jugar en Venezuela porque allá no se ha roto la democracia, pero no tuvo más remedio que convocar una sesión extraordinaria del Consejo Permanente para analizar el tema. El Consejo salió con una babosada apoyada por ALBA, los caribeños, Argentina, Uruguay y Brasil (21 de 33 miembros). La propuesta de enviar una misión de observación fue estruendosamente derrotada. Al día siguiente se aprobó una Resolución -no por consenso como es usual sino por mayoría de 29 a 3 (Panamá, Estados Unidos y Canadá)-que se llama “Solidaridad y respaldo a la institucionalidad democrática, al diálogo y a la paz”, basada en un texto presentado por Bolivia con algunas pequeñas enmiendas anodinas porque las importantes fueron rechazadas. Maduro inmediatamente la calificó como un triunfo. Pregúntese, lector, ¿quién maneja la OEA?

 

Vergonzosa la actitud de Chile, Perú, Colombia y México que se alinearon con semejante esperpento que respalda la “institucionalidad democrática” de la autocracia del pájaro de Chávez.

 

***

 

Coda. Hace años la Federación de Cafeteros ganó un pleito a Café Britt de Costa Rica porque usaba una propaganda engañosa que decía: “Juan Valdez toma Café Britt”. El partido de la “U” usó propaganda engañosa para inducir a la gente a que creyera que era el partido de Uribe, pero la CNE, que había puesto tantos obstáculos al logo del uribismo, no dijo ni pío.

 

FUENTE: El Nuevo Siglo